SAU CFDD
Oct 252012
 

Por Karina Garnica

Karina Garnica habla con un cliente en la oficina de inmigración de la Diócesis de Davenport.

El programa de inmigración ayuda con el trámite para obtener una visa. Desde la década de los ochenta la oficina de inmigración de la Diócesis de Davenport ha ayudado a ciudadanos estadounidenses y a residentes legales permanentes a solicitar del gobierno visas para permitirles a sus familiares emigrar a los Estados Unidos.
Residentes permanentes legales pueden solicitar visas para sus cónyugues e hijos, mientras que ciudadanos estadounidenses también las pueden solicitar para sus hermanos y padres. Las consejeras de esta oficina están acreditadas por la Oficina de Apelaciones de Inmigración (BIA) para orientar a las personas acerca del proceso de inmigración.
Solamente abogados con licencia para trabajar con leyes de Inmigración y consejeras acreditadas por BIA pueden utilizar este elemento especializado en la ley de los Estados Unidos.
En el transcurso de los años esta oficina ha ayudado a personas de todos Los continentes (a excepción de Antártica). La población del estado de Iowa está compuesta principalmente de descendientes de inmigrantes y refugiados. Según el censo de los Estados Unidos en el año 2012, aproximadamente el 4% de los residentes del estado de  Iowa nacieron en el extranjero. La mayoría son asiáticos y latinos.
El complejo proceso de inmigración es muy largo. La posibilidad de obtener una visa depende de la relación con el peticionario (cónyugue, hijo, hermano o padre) y del país de origen del inmigrante. La espera puede ser de hasta 23 años a partir de la fecha de la solicitud.
Una persona que entra a los Estados Unidos sin documentación está sujeta a una deportación inmediata. Incluso los niños  que son traídos a este pais a temprana edad por sus padres también están sujetos a la  deportación. Al ser deportados  serán enviados a su pais de origen en donde todo les es desconocido porque no crecieron allí.
Una order ejecutiva del Presidente Obama ofrece la deportación diferida a aquellos que fueron traídos por sus padres y se han graduado de la escuela secundaria, asisten a escuela post-secundaria  o a quienes  están sirviendo en las fuerzas armadas y cuyo carácter moral es apropiado para la residencia. Esto les permitirá seguir asistiendo a la escuela, servir en el ejército u obtener un trabajo en caso de necesidad económica.
Aunque la fecha para acogerse a este programa se indicó sería el 15 de agosto del presente año, muchas autoridades recomiendan que las personas que son elegibles para esta acción esperen hasta después de las elecciones presidenciales de este país para presentar su solicitud. La acción diferida es una iniciativa presidencial que podría ser cancelada después de las elecciones.Las personas que desean aprovechar este programa, deben hacer una cita con una oficina de consejería de inmigracion o con un abogado que tenga licencia de Inmigración para verificar  que sí califican  para esta acción diferida.
Una aplicación incompleta podría resultar en deportación.
Esta columna aparecera periodicamente para proporcionar informacion de inmigracion y otros temas de importancia para la comunidad de immigrantes.
(Karina Garnica es  consejera del programa de inmigración para la Diócesis de Davenport.)

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittermail

 Leave a Reply

(required)

(required)

Copyright © 2009-2017 The Catholic Messenger
Site Map
Send feedback to messenger@davenportdiocese.org. All rights reserved. This material may not be broadcast, published, rewritten or redistributed without written permission.