SAU CFDD
May 302013
 

Pablo Martínez, miembro de la Parroquia de Santa María en Ottumwa y del Consejo 888 de los Caballeros de Colón, fue elegido Caballero de Colón de Iowa del año. El reconocimiento lo recibió en Coralville durante la Convención Estatal del mes pasado.
“En Iowa son alrededor de 32,000 los Caballeros de Colón y 17 miembros fueron propuestos este año para esta nominación, siendo Pablo el seleccionado,” dijo Greg Bartow, Gran Caballero del Consejo 888. “El carisma de servicio a Cristo, la iglesia y la comunidad vive en el corazón de Pablo. Él cumple a cabalidad el llamado de Cristo de ser pescador de hombres, al motivar a 22 nuevos miembros a unirse a la fraternidad,” agregó Bartow.
“Desde que se incorporó el Consejo 888, Martínez es el jóven que siempre dice sí. No teme ponerse un delantal y ayudar en la cocina o cualquier cosa que haya que hacer. Su personalidad tan dinámica ha traído nueva energía al Consejo,” afirma un comunicado de prensa del Consejo del Estado de Iowa de los Caballeros de Colón. No sólo recluta nuevos miembros, sino que se asegura que avancen a grados más altos dentro de la orden. “Dos semanas antes de la Convención ayudó a 12 hermanos hispanos a recibir su segundo y tercer grados. En la Convención, nueve de estos reclutados avanzaron al cuarto grado, el más alto de la orden,” dijo el comunicado.
“Simplemente no podía creer que gané cuando Antonio Bañuelos, director del programa del Estado de Iowa me notificó del reconocimiento. Me sentí de por sí ya honrado cuando el Padre Bernie Weir hace cuatro años tuvo la iniciativa de proponer a los hispanos dentro de la organización y yo fui incluido. Este reconocimiento es algo que nunca soñé,” dijo Martínez con un tono de voz que refleja su modestia.
El Padre Weir, pastor de la Parroquia de Santa María, dice que Martínez es siempre el primero en ofrecerse como voluntario, trabaja duro para ayudar a los demás y lo hace con una actitud humilde y una sonrisa en su rostro. “Me pidieron que ayudara a reclutar a algunos miembros en el capítulo local de los Caballeros de Colón en Ottumwa y presente algunos prospectos. Pablo fue de los primeros. Él siempre se destaca en todas las tareas y servicios y nunca se niega a hacer un trabajo, con el fin de ayudar a los demás,” agregó el sacerdote.
Nacido en México, Martínez hizo Ottumwa su hogar donde ha formado una familia durante 12 años con Mauri Hernandez, sus dos hijos y un sobrino que ambos están criando juntos.
Martínez comparte sus sentimientos acerca de sus raíces católicas y dice: “yo estaba cerca de mis creencias católicas y prácticas, pero no tanto como quería, siempre estaba ocupado trabajando.  Cuando recibí la invitación para convertirme en Caballero de Colón lo acepté con mucho gusto. Fue un gran honor para mi familia. En la fraternidad he dedicado tiempo para aprender y estudiar las escrituras y conocer más sobre el Evangelio,  y mi familia y yo hemos hecho de Jesús el centro de nuestras vidas.”
Martínez destaca la importancia del servicio a la comunidad. Los viernes se reúne el Consejo 888 entre 5 a 7 p.m. en un edificio en la Calle Washington y la 3a Avenida en Ottumwa. “Organizamos eventos para promover la participación de las familias de los miembros, generando recursos a través de actividades de recaudación de fondos como cenas y eventos especiales, así como capacitación y conferencias para nuestros miembros. Pero nuestros servicios no terminan allí, participamos desde la limpieza y embellecimiento de las iglesias hasta ayudar a los sacerdotes con la recolección de las ofrendas y cualquier otro servicio que se nos pide,” dijo Martínez.
Los Caballeros de Colón,  es la fraternidad católica más grande del mundo con más de 1,8 millones de miembros. Comenzó en New Haven, Connecticut, un 29 de marzo de 1882, gracias a la iniciativa del Padre Michael J. McGivney. Sus principios se basan en la caridad, la unidad y la fraternidad. La organización se creó para prestar ayuda financiera a miembros y sus familias por motivos de necesidad. Programas sociales y de educación se promueven entre los miembros y sus familias a través de acciones de caridad, eventos religiosos, sociales, asistencia por motivos de guerra o alivio en crisis o calamidad pública.
Interrogado sobre la participación de más hispanos, Martínez dijo que 26 miembros hispanos esperan unirse a la organización, al convertirse en candidatos idóneos. El requisito principal es ser católico. Pablo extiende una invitación a más hispanos para que conozcan la misión y obra de los Caballeros de Colón y descubran formas más creativas para servir y ayudar, guiados por los valores que Jesús inculcó en sus discípulos.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittermail

 Leave a Reply

(required)

(required)

Copyright © 2009-2018 The Catholic Messenger
Site Map
Send feedback to messenger@davenportdiocese.org. All rights reserved. This material may not be broadcast, published, rewritten or redistributed without written permission.