SAU CFDD
Mar 262014
 

Por Anne Marie Amacher
DAVENPORT — Patty Richards de Davenport sintió que su difunta madre la guió a unirse a la Iglesia Católica. Joe Yockey de Iowa City y su esposa Sze Sze se sintieron tan conmovidos   al ver un servicio de oración después  de la tragedia  del tiroteo en la  Escuela  Elementar Sandy Hook en Connecticut en diciembre del 2012; por lo que querían encontrar una comunidad de fe para su familia. Estas son dos de las muchas historias acerca de lo que influye en las personas a unirse a la Iglesia Católica.
Richards y Yockey estuvieron entre los participantes en el rito de elección de los catecúmenos este año y la llamada a la conversión constante de los candidatos, celebrada el 9 de marzo en la catedral del Sagrado Corazón en Davenport. Una celebración idéntica se celebró el domingo 16 de marzo, en la parroquia de Santa María de la Visitación en Ottumwa con el propósito de servir mejor a la gente de la diócesis. El Obispo Amos presidió ambas celebraciones. Más de 200 hombres, mujeres y niños anticipan entrar en plena comunión con la Iglesia Católica en la Vigilia Pascual.
Quienes se preparan para entrar en la Iglesia son candidatos o catecúmenos. Los candidatos son personas que han sido válidamente bautizadas en la Iglesia católica o en otra denominación cristiana y se están preparando para recibir los sacramentos de Confirmación y Eucaristía. Los Catecúmenos  recibirán los tres sacramentos de iniciación: Bautismo, Confirmación y la Eucaristía.
En su homilía, el Obispo Amos se enfocó  en el significado de la luz de la fe. “Para ver espiritualmente, nosotros necesitamos de la Luz, la Luz con  la L mayúscula, la luz de la fe… con luz espiritual vemos la gran riqueza y belleza del amor de Dios que nos rodea. Experimentamos el amor de Dios, para con nosotros en el abrazo de un cónyuge o un hijo, en una comunidad de fe como venimos a las  sesiones de RICA (Rito de Iniciación cristiana de Adultos),y en la promesa de salvación cuando participamos en la Eucaristía.
A los candidatos y catecúmenos, les dijo el Obispo: “Al igual que un cristal, no somos la Luz, pero la Luz brilla a través de ustedes en una multitud de diversos colores y matices, todos reflejan la belleza de Dios.”
Después de la homilía, se presentaron los catecúmenos. Un representante de cada parroquia leyó los nombres de los catecúmenos, que se presentaron con sus padrinos para ser presentados al obispo. Cuando cada parroquia terminó su presentación, el obispo firmó  el Libro de los Elegidos. Los patrocinadores afirmaron que los catecúmenos han escuchado y han comenzado a responder a la Palabra de Dios. La Asamblea afirmó que están dispuestos a apoyar a los catecúmenos en la fe, la oración y el ejemplo. El obispo declaró que los catecúmenos han sido elegidos para  los sacramentos de la Pascua. Ahora ellos son llamado los elegidos.
Los representantes parroquiales llamaron de los candidatos por su nombre, quienes se acercaron al obispo con sus padrinos. Los padrinos y la asamblea afirmaron el testimonio y se comprometieron a apoyar a los candidatos. Todos los elegidos y candidatos llenaron el santuario cuando  se ofrecieron súplicas y oraciones.
Richards, un candidato, dijo que su madre fue criada católica, pero dejó de ir a la Iglesia cuando se casó a los 16 años  con alguien que no era católico.  Cuando crecía Richards y su familia de vez en cuando asistieron a una iglesia Nazarena. Después, se unió a la Iglesia presbiteriana y lo ordenaron diácono.
Cuando la madre de Richards estaba en su lecho de muerte, Richards dijo que ella llamó a un sacerdote católico para ungir a su mamá.” Ella no paraba de gritar. Luego, en cuanto el sacerdote la ungió, ella dejó de gritar. Yo no lo entendí.  Pero ese recuerdo se quedó con ella.”
Ella cree que su madre la guió a la Iglesia Católica. Richards comenzó a asistir a misa en la parroquia Sagrada Familia en Davenport. Ella no entendía todo, pero sentía que pertenecía a ese lugar. El otoño pasado, Richards se unió al programa de RICA de la Sagrada Familia a pesar de la oposición de su hermano y amigos. Un amigo le dijo que el catolicismo es la “religión del diablo.”
Yockey, criado presbiteriano, dejó de ir a la Iglesia en la época en que entró al Colegio. Más tarde, después del difícil nacimiento de su hija Emma, Yockey y su esposa discutieron la necesidad de encontrar una comunidad de fe.
Yockey dijo que fue atraído primero a la Iglesia Católica  cuando estudiaba historia del arte en el Colegio. Las obras de los artistas y de las Iglesias construidas le llamaron la atención y entonces comenzó a aprender acerca de la teología católica. Las cosas comenzaron a “ tener sentido “ para Yockey.
Pero el momento decisivo se produjo cuando estaba viendo un servicio interreligioso después del tiroteo en Sandy Hook. El último orador fue un obispo católico. “Me sentí más tranquilo después de escucharlo. “
Entonces, Yockey dijo que pasó de leer teología a explorar la espiritualidad. El habló con el padre Ed Fitzpatrick, quien es el sacerdote director del Centro Católico estudiantil “Newman” en la Universidad de Iowa en Iowa City.
Con el tiempo, Yockey comenzó  RICA. “El Centro  de “Newman” ha hecho un trabajo realmente bueno y ofrecío una salida maravillosa en mi desarrollo “, dijo Yockey. Muchas de sus preguntas fueron respondidas. “Veo esto como un proceso que nunca se termina.”

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittermail

 Leave a Reply

(required)

(required)

Copyright © 2009-2017 The Catholic Messenger
Site Map
Send feedback to messenger@davenportdiocese.org. All rights reserved. This material may not be broadcast, published, rewritten or redistributed without written permission.