¡Tome el domingo como una prioridad!

Por Fr. Joseph Sia
El Mensajero Católico
El otro día me compré un libro en una tienda de segunda mano. Era un libro sobre cómo escribir cartas personales y comerciales en español. No me imaginé que el libro no sólo me ayudaría con mis conocimientos de español, sino que también con mi ministerio como pastor y ¡el gusto o satisfacción por las Misas el domingo!

P. Sia

En uno de los ejercicios del libro, un personaje ficticio se queja de los domingos; pues, significa el final del descanso y el inicio de una nueva semana de trabajo. Ella tiene miedo de perder su mini-vacaciones y tener que levantarse temprano al siguiente día. Este tipo de pensamiento le hizo aborrecer los domingos. Cuando leí eso, detuve el ejercicio y dejé el libro a un lado. Pensé que “si el autor tuviera una perspectiva diferente de los domingos; su personaje de ficción nunca se hubiera quejado de los domingos; entonces, tal vez no se hubiera usado eso como un ejemplo para una lección de gramática española.” Me llamó la atención sus palabras, porque como sacerdote, yo sé el valor de los Domingos para los católicos de venir a Misa, dar gracias a Dios y alabarlo como también para descansar. Empecé a preguntarme si algunos católicos tienen el mismo punto de vista que el autor del libro, que a su vez les impida su participación a Misa. Después de todo, si alguien busca el domingo con una actitud negativa, podría ser otro punto a la lista, para no participar en la Misa los domingos. En cualquier caso, con la llegada de la Misa los sábados en la tarde, esta escusa no funciona realmente; aun en parroquias donde la Misa solo se celebra los domingos, porque hay parroquias cercanas donde se celebra la Misa el sábado por la tarde. Quizás mirar el Domingo como el primer día de la semana y no como el último, podría ayudar. Por supuesto, un profundo amor por Dios y su Iglesia es también importante en el desarrollo de una actitud positiva hacia el domingo y para venir a misa.
Justo el otro día, un feligrés que habla español, quien ha sido muy activa en la parroquia como lector, se disculpó conmigo por no haber atendido a Misa los domingos en la parroquia; pues, ahora, ella está trabajando los domingos; sin embargo, ella me dijo que está atendimiento a la Misa los sábados por la tarde (en inglés) en otro parroquia. Yo le dije que le comprendía y favorecí su esfuerzo por atender a Misa. Ella no ha permitido que la barrera del idioma ni su necesidad de ir a trabajar los domingos; pueda evitar que participe en la Misa. He observado también, que en ocasiones cuando ella tiene libre los domingos, ella está presente en la Misa en español.
Estoy muy contento de haber comprado ese libro, no solo porque me siento más seguro en escribir cartas y homilías en español, sino más importante, que yo puedo compartir esta historia con ustedes. Espero que nosotros los católicos continuemos creciendo profundamente en nuestro amor a Dios y a la Misa y que de acuerdo a eso, demos prioridades en nuestra vida.
(El Padre Sia es el pastor de la parroquia de San José, Columbus Junction.)

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittermail
Posted on