Recuerda a Cristo en Navidad-aún después

Por Padre Bernie Weir

Como se suele decir “las medias son colgadas con cuidado.” Por lo menos eso se hace en mi casa. Tengo una muy grande para mí y para cada uno de mis perros. Mi casa y la oficina están decoradas.

P. Weir

Tengo mi ropa de Navidad y la estoy usando todos los días. Si hablas con el personal y con los miembros de la parroquia, ellos te dirán que tengo ropas muy feas de navidad. Si tú hablas conmigo, te diré que tengo hermosos chompas de Navidad. Todos los regalos están envueltos o no se envolverán a tiempo y, por eso, los podré en bolsas de regalo. Al menos uno o dos regalos no podrán ser encontrados. Los compré y los puse en un lugar seguro, donde no serán vistos nuevamente. Ellos están en un hoyo negro de regalos perdidos de Navidad.

El Viernes Negro fue una experiencia maravillosa como siempre lo es para mí. Ellos dicen que es un perfecto día para empezar las compras de Navidad. ¿A quién nosotros estamos engañando? Es el perfecto día para que te compres todas las cosas que tú no necesitas para seguir viviendo y que tú sabes que nadie las comprará para ti. Tengo un montón de cosas nuevas sin las cuales no puedo vivir. Cierto, las cosas aun están en la maletera de mi carro desde el Viernes Negro, pero yo no puedo vivir sin ellas.

En los Estados Unidos es Santa Claus quien trae los regalos. Tengo una Aplicación del Seguimiento de Santa en mi teléfono. Quiero saber donde él está, para que pueda estar en cama y dormido antes de que él llegue. En muchos de los países que hablan español, los regalos son traídos por los Reyes Magos el día de la Epifanía. No tengo una Aplicación del Seguimiento a los Reyes Magos. Tengo una foto que yo me tomé con ellos cuando estaba en México para la fiesta de la Epifanía.

Las personas siempre están hablando de no olvidar el ‘verdadero’ sentido de la Navidad. Aquí en la pa-rroquia de Santiago Apóstol en Washington, nosotros damos imperdibles que dicen: “Mantén a Cristo en Navidad” (“Keep Christ in Chirstmas”). Yo nunca me preocupo que las personas puedan olvidar el verdadero sentido de la Navidad; porque ya sea que la persona conoce o no conoce el sentido de la Navidad. Ciertamente, que es posible que en algún tiempo, uno haya estado un poquito distraído en el tiempo de la Navidad; pero al minuto de ingresar en la parroquia en la víspera de Navidad o el día de Navidad, uno sabe porque está allí.

El próximo domingo es la verdadera prueba si es que se entiende o no, el verdadero sentido de la Encarnación. La víspera de Navidad con todos la bella música, los candelabros, el incienso y las coronas, es bastante fácil darse cuenta que tú eres amado por Cristo y abrazado en los brazos de la Madre Iglesia. La próxima semana cuando tú estés cansado y listo para ir con la familia al hogar, es muy importante recordar que eres amado por Cristo y abrazado por la Madre Iglesia.

También, hay diferentes culturales cuando se desarma el pesebre. En muchas familias que hablan inglés, el pesebre será sacado antes del Año Nuevo o al menos antes de la Epifanía. En muchas familias de habla española, no serán desarmados sino hasta mediados de febrero. Al final, no importa cuando pongamos el pesebre en su caja y lo guardemos en el sótano, mientras solo estemos guardando las imágenes y no el amor de Dios.
Es importante la renovación de nuestro corazón y la experiencia de fe durante este tiempo. Haber tenido el tiempo para crecer en nuestra realacion con Cristo y su Iglesia, es un honor que no puede ser tomado ligeramente. No me preocupa que las personas olviden ‘la razón de este tiempo’ durante la Navidad. Es mi esperanza que cada quien lo siga recordando aún en julio.

De mi parte y de las personas de la parroquia de Santiago Apóstol en Washington, queremos desearle a cada uno de ustedes, una muy feliz Navidad. Si no puedes estar con tu familia este año, sepan que ellos serán muy extrañados tanto como tú. Quizás el próximo año estén juntos. Es mi esperanza que consigas lo que necesitas para Navidad y, al menos, lo que tu quieras.

(Padre Bernie Weir es el pastor de la parroquia de Santiago Apóstol en Washington.)

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittermail
Posted on