SAU CFDD
Apr 272017
 

Por Lindsay Steele
El Mensajero Católico

Un grupo grande de hispanos asistieron a principios de este mes a la Convención Estatal de los Caballeros de Colón en Dubuque, muchos de la Diócesis de Davenport.

Aporte
Secretario de Estado Antonio Banuelos y Adrián Arellano de la parroquia de Santa María y San Matías en Muscatine, en la convención estatal de los Caballeros de Colón el fin de semana del 8 de abril.

El Distrito 38, que incluye los Consejos en español de Columbus Junction, Davenport y Muscatine fueron reconocidos como uno de los dos primeros distritos en Iowa. Los tres consejos han tenido nuevos miembros este año.

Adrián Arellano de la parroquia de Santa María y San Matías en Muscatine, fue elegido para participar en la Convención Suprema en St. Louis.

En la Convención, Antonio Banuelos se convirtió en el primer inmigrante de un país de habla hispana en ser elegido diputado de Estado. Él es originario de Chihuahua, México y, ahora, vive cerca de Des Moines. Actual-mente sirve a los Caballeros de Colón de Iowa como se-cretario de Estado.

Gerardo Huizar, miembro de la parroquia Sta. María en Davenport, dijo que disfrutó reunirse con viejos amigos y conocer gente nueva. Él dijo también, que se siente recargado y motivado aún más ahora que hay un hispano como Oficial Superior a nivel estatal. “Es un gran paso para nuestra gente y muestra que con mucho trabajo y compromiso todo es posible para cualquiera. ¡Pase lo que pase! Sé que Antonio Bañuelos empujará a todo el consejo hispano a alcanzar metas nunca antes obtenidas y así podamos seguir atrayendo a más hispanos a la orden y continuemos ayudando a prosperar en nuestra fe católica”.

El proximo convención estatal será en Davenport los 6-8 de Abril, 2018.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittermail

 Leave a Reply

(required)

(required)

Copyright © 2009-2017 The Catholic Messenger
Site Map
Send feedback to messenger@davenportdiocese.org. All rights reserved. This material may not be broadcast, published, rewritten or redistributed without written permission.