SAU CFDD
Nov 302017
 

Por Padre Joseph Sia
El Mensajero Católico

Cada año en Columbus Junction (y en algunas otras pa-rroquias con Ministerio Hispano), desde el 28 de octubre hasta el 12 de diciembre, varios feligreses se reúnen todas las noches en la iglesia para rezar un rosario. Cada noche, una familia es la anfitriona; es decir, están a cargo de llevar la imagen de Nuestra Señora desde su hogar a la iglesia, ofrecen una intención y dirigen la recitación del rosario.
Esto incluye oraciones especiales que recuerdan las palabras de las apariciones de Nuestra Señora a San Juan Diego, una letanía de la Santísima Virgen María y entonan canciones maria-nas. A veces, la familia ofrece chocolate caliente y pan para compartir después en el salón parroquial.

La tradición de rezar un rosario cada una de esas noches, por un total de 46 rosarios, tiene sus raíces en el reconocimiento de las 46 estrellas que hay en el manto de la imagen milagrosa de Nuestra Señora de Guadalupe. Los fieles ven sus oraciones como una ofrenda de amor a la Santísima Virgen Madre, especialmente cuando ella celebra su fiesta. De hecho, el 11 de diciembre, la tradición exige el canto de las “mañanitas” a medianoche para saludar a la Virgen en su día especial. El clímax es la procesión en la mañana del 12 de diciembre para celebrar la Eucaristía y honrar a la Virgen de Guadalupe.

La perseverancia de los feligreses que vienen todas las noches, me ha hecho ena-morarme aún más de la Santísima Virgen María. Es maravilloso saber que la Virgen de Guadalupe continúa tocando los corazones de muchos hombres, mujeres y niños. Ahora, son ellos los herederos espirituales de San Juan Diego, quienes mantienen viva la fe en su tierra de adopción y la transmiten a la generación futura. Me da esperanza ver a muchos niños y adolescentes que vienen a la iglesia a rezar el rosario junto con sus padres y hermanos.

Esta es verdaderamente una devoción digna que es un testimonio del papel especial de la Virgen María en nuestra Iglesia. Que esto siempre aliente a muchos católicos, laicos y clérigos, a llevar a cabo la misión evangelizadora de Nuestra Señora de Guadalupe que comenzó hace 500 años.

(El Padre Sia es pastor de la parroquia San José, Columbus Junction.)

 

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittermail

 Leave a Reply

(required)

(required)

Copyright © 2009-2018 The Catholic Messenger
Site Map
Send feedback to messenger@davenportdiocese.org. All rights reserved. This material may not be broadcast, published, rewritten or redistributed without written permission.