Una celebración de fe en el Encuentro Diocesano

Por Barb Arland-Fye
El mensajero católico

Los católicos hispanos / latinos transformaron el antiguo gimnasio de la escuela, que está ubicado en la Cancillería de la Diócesis de Davenport, en una capilla, sala de confe-rencias, comedor y pista de baile para su convocatoria diocesana del “V Encuentro Nacional”.
En el pasillo, fuera del gimnasio, los hijos de algunos de los participantes de la convocatoria jugaban con muñecas, peluches, juguetes o juegos. En conjunto, estos adultos y niños representan una creciente población de fieles en la Iglesia Católica.

Fatima Cabrera y Hugo Chavez con Obispo Thomas Zinkula

“El V Encuentro diocesano (el 17 de marzo) fue una oportunidad para que la comunidad hispana / latina local se reuniera y celebrara la presencia gozosa de Cristo resucitado en sus familias y en nuestras comunidades de fe”, dijo el obispo Thomas Zinkula. “Las voces de la gente fueron escuchadas, y sus ideas y recomendaciones serán llevadas al V Encuentro Regional y de allí al V Encuentro Nacional en septiembre”.

El Obispo Zinkula celebró la Misa del Encuentro Diocesano, que atrajo a alrededor de 200 hispanos / latinos católicos, muchos de ellos activos en sus parroquias. Los Padres Rudy Juárez, José Sia y Guillermo Treviño conce-lebraron la Misa. Fue Padre Treviño el encargado de traducir la homilía del obispo al español. Bromeando, el obispo preguntó a los asistentes si el P. Triviño hizo un buen trabajo de traducción. Su pregunta provocó risas, incluso del traductor.

El obispo se quedó a almorzar y después vio la danza de dos bailarines vestidos con trajes tradicionales. Fátima Cabrera, de 20 años, estudiante de la Universidad de Iowa en Davenport, y Hugo García, de 15 años, estudiante de segundo año en Assumption High School en Davenport, ellos bailaron con estilo, dando vueltas y haciendo clic con sus talones. Luego, Hugo se quitó el sombrero y se lo dio al obispo para que se lo pusiera en la cabeza.

“Me sentí como en casa conociendo, interactuando y celebrando la Misa con los participantes en el Encuentro Diocesano”, dijo el obispo. “Hubo personas de todas las edades, incluidos muchos jóvenes, lo cual es muy alentador. La atmósfera era alegre, enérgica y llena de fe. La iglesia necesita reconocer, abrazar y promover mejor los muchos dones y talentos de la comunidad hispana. Después de esta inicial experiencia local del Encuentro Diocesano, espero asistir al V Encuentro Nacional”.

El proceso de consulta sobre el Encuentro Diocesano comenzó “con pequeños grupos en las parroquias que tienen Ministerio Hispano”, dijo Miguel Moreno, el coordinador del Ministerio Multicultural de la Diócesis de Davenport y delegado diocesano en el V Encuentro Nacional. Los representantes del Encuentro Diocesano vinieron de las parroquias con el ministerio hispano, Renovación Carismática Católica y Caballeros de Colón.

Víctor Álvarez, Caridad Católica de la Arquidiócesis de Chicago, dio dos charlas durante el Encuentro Diocesano. “Sesenta por ciento de todos los católicos en los Estados Unidos menores de 18 años son hispanos / latinos”, dijo Álvarez. “En otras palabras, debemos responder a las necesidades de esta nueva cultura. No son totalmente anglosajones ni totalmente latinos. El suyo es un nuevo catolicismo. Nos faltan millones de estos jóvenes, quienes prefieren asistir a diferentes denominaciones cristianas (20 por ciento de ellos) o secularizarse (80 por ciento). La iglesia no está respondiendo a sus necesidades”.

Hoy, la Misa se ofrece en inglés o en español, pero no en “Spanglish”, observó Álvarez. “Necesitan su mensaje en inglés con una celebración con un toque latino”.

Piedad Rangel de la Parroquia de San Patricio en Iowa City participó en el Encuentro diocesano con su esposo, Ricardo, aspirante a diácono. “Necesitamos más jóvenes en la iglesia, más participación de la gente. Necesitamos más grupos de apoyo para parejas, jóvenes, familias, jubilados”. Rangel expresó su gratitud por el hecho de que su pastor, el padre Juárez, está haciendo progresos para unir a anglos e hispanos / católicos. “Tener más eventos como este une a las personas”, dijo.

Anthony Chávez, de 17 años, de la Parroquia Sta. Maria en Oskaloosa invitó a un amigo, Max, de 14 años, al Encuentro Diocesano. “He estado evangelizando a Max (invitándolo a la misa)”, dijo Anthony, quien dirige un grupo de oración en su parroquia y sirve en el Comité Diocesano del Ministerio Juvenil. “Tenemos que hacer que los jóvenes participen más en la iglesia… Creo en las Escrituras y lo que dijo Jesús… él quiere que creamos en sus palabras… y ponerlas en acción”.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittermail
Posted on

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *