Abrazar las diferencias: La Iglesia de EE. UU. publica el primer misal romano en español

Por Lindsay Steele
El Mensajero Católico

La Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB) ha publicado “El Misal Romano, tercera edición.” Este es el primer misal romano en lengua española creado y aprobado para su uso en la Iglesia de los EE. UU.

Lindsay Steele
Padre Guillermo Treviño mira a el nuevo Misal en Español. Este es el primer misal romano en lengua española creado y aprobado para su uso en la Iglesia de los EE. UU.

El nuevo Misal, lanzado el 1 de mayo, refleja muy de cerca la tercera edición del Misal Romano en idioma inglés, que se lanzó en el 2011. La USCCB comenzó el proceso de creación y aprobación de un misal en español poco después del lanzamiento del nuevo misal en inglés.

El diácono Frank Agnoli, director de liturgia de la Diócesis de Davenport, cree que el lanzamiento del misal en español es un hito importante para los católicos hispano-hablantes en los Estados Unidos. “Es un compromiso enorme y grande en nombre de la Iglesia de los EE. UU. hacer esto”, dijo. Él lo ve como una señal de que la Iglesia de EE. UU. apoya y acoge a los católicos de habla hispana, que desean celebrar misa y orar en su propia lengua.

Hasta hace poco, si un sacerdote en los Estados Unidos quería ofrecer misa en español, tenía que usar un Misal Romano aprobado en español en otro país, como España, México o Perú. Los sa-cerdotes de la Diócesis de Davenport dijeron que esto les causaba un poco de dolor de cabeza debido a problemas de consistencia con el Misal Romano en inglés y las diferencias en el dialecto, entre otras cosas.

Cuando la USCCB anunció por primera vez la fecha de lanzamiento en octubre, el padre Guillermo Treviño se entusiasmó. “Parece que FINALMENTE te-nemos una versión aprobada en los EE. UU. de la tercera edición del Misal Romano en español”, dijo en un correo electrónico a los demás sacerdotes hispano-hablantes de la Diócesis de Davenport. El misal español de México, que estaba utilizando para la misa en español en la parr-oquia Santa María en Davenport, se estaba desmoronando. También él se sentía cada vez más frustrado por tener que improvisar partes de la misa de los EE. UU. que no están incluidas en el misal mexicano.

Los demás sacerdotes junto a Padre Treviño, expresaron un optimismo similar en la reunión diocesana de Ministros Hispanos a mediados de mayo. Algunos habían recibido el nuevo misal, mientras que otros esperaban que su copia llegara por correo. Las parroquias tienen hasta el primer domingo de Adviento para comenzar a usar el nuevo misal durante las misas en español.

Los sacerdotes notaron que una de las mayores ventajas del nuevo misal es que utiliza un lenguaje que el hablante de español promedio en los Estados Unidos habla y entiende. Por ejemplo, los hispano-hablantes en los Estados Unidos rara vez usan el pronombre “vosotros” (plural de ustedes), que se usa en los Misales Romanos en español para otros países. Generalmente, los sacerdotes en la Diócesis de Davenport lo sustituyen con “us-tedes” que es más comúnmente usado según lo permite el Vaticano.

También están encantados de que el nuevo misal incorpore festividades de los Estados Unidos y fiestas populares desde el sur de la frontera. El primer apéndice es completamente nuevo: contiene los textos de la misa y las citas del Leccionario de las fiestas patronales de 20 países de origen para los inmigrantes hispano-hablantes en los Estados Unidos. Esto ofrece a los católicos de habla hispana en los Estados Unidos “un sabor de hogar”, al tiempo que les presenta las tradiciones populares de EE. UU., dijo el Diácono Agnoli. Padre Joseph Sia dijo: “Este nuevo misal hace un esfuerzo cons-ciente de incorporar a las comunidades de habla-hispana, las cele-braciones litúrgicas de los Estados Unidos”. Sia es el pastor de la parroquia de San José en Columbus Junction.

P. Sia también observa que el nuevo misal contiene anotaciones musicales que se pueden usar para cantar partes de la misa en español. “Esto será muy útil para los sacerdotes y las congregaciones para cantar las diferentes partes de la Misa, como los diálogos (por ejemplo, ‘El Señor esté con ustedes’ y el pueblo responda, ‘Y con tu espíritu’). Otra aplicación práctica que veo aquí es para los días de la semana, o incluso los domingos, donde en las misas en español no hay coro ni música. Ahora tengo recursos para enseñar a la congregación a cantar las partes de la misa como ‘Santo, Santo, Santo’”.

Según los sacerdotes, hay un inconveniente con el nuevo misal, pero es pequeño: Es el tamaño y el color del misal en español, es casi idéntico al misal en inglés. Esto significa que los monaguillos que estaban acostumbrados a cargar misales de diferentes tamaños y colores necesitarán asegurarse de que no agarren accidentalmente el misal incorrecto durante la misa.

Padre Jim Betzen, C.PP.S., cele-bra Misas en español en la parroquia Santa María, en Ottumwa, donde se desempeña como pastor. Se siente bendecido de tener la nueva edición a su alcance. “He sido sacerdote durante 37 años y en el ministerio hispano durante 35 años. Estoy agradecido de finalmente poder celebrar la misa con el nuevo Misal Romano para las comunidades hispanas en los Estados Unidos”.
“Tener un nuevo misal revitali-za la liturgia”, dijo el P. Treviño.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittermail
Posted on

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *