La cena con Mons. Zinkula

Lindsay Steele
Mons. Thomas Zinkula habla con los invitados durante la cena en su casa el 17 de Noviembre en Davenport.

Por Lindsay Steele
El Mensajero Católico

Todo comenzó con una llamada telefónica del “nuncio apostólico”. En broma, eso es lo que el obispo Thomas Zinkula quería que pensara el padre Dan Dorau, cuando lo llamo al sacerdote que sirve en el condado de Des Moines. “Lo tengo en mi identificador de llamadas. Sabía que era él”, dijo el padre Dorau con una sonrisa.

Aun así, el padre Dorau se sorprendió al enterarse de que ganó la rifa, para cenar con el obispo, trayendo a nueve amigos como invitados. “Solo esperaba donar. Nunca gano nada, así que el hecho de que gané fue muy emocionante”.

Miguel Moreno, coordinador de la oficina diocesana del Ministerio Multicultural, organizó la rifa que apoye una próxima conferencia para la juventud católica. El padre Dorau dijo que compró dos boletos para la rifa a $25 cada uno porque quería apoyar “todas las culturas en nuestras parroquias y en nuestra diócesis”.

El padre Dorau tuvo alrededor de una semana para encontrar nueve amigos que lo acompañen a cenar. Invitó a algunos viejos amigos del área de Davenport y nuevos amigos del área de Burlington. El padre Dorau se desempeña como vicario parroquial de la parroquia Divina Misericordia en Burlington/West Burlington y en la parroquia Santa María en Dodgeville.

Los invitados llegaron al Centro San Vicente en Davenport, el 17 de noviembre a las 4:30 p.m. El obispo Zinkula hizo un recorrido por el edificio que sirve como sede diocesana y compartió la historia del lugar. Luego, llevó a los invitados a la capilla para un servicio de oración. El padre Ross Epping, pastor de la parroquia Sta. María en Grinnell y sacerdote moderador de la parroquia Inmaculada Concepción en Colfax, dirigió la alabanza junto a su guitarra. El servicio de oración terminó con el grupo rezando el “Padre Nuestro”.

Los invitados dieron un corto paseo hasta la casa del obispo Zinkula, detrás de la cancillería y admiraron algunos de los detalles estructurales del edificio, incluida una barandilla de hierro y marcos de puertas de madera adornados con esculturas de símbolos cristianos. “Es tan hermoso”, dijo el invitado Cliff Tappa sobre la casa.

Todos se acomodaron en la sala de estar para disfrutar de bruschettas, charcutería y bebidas. Mientras tanto, el “Chef” padre Rudolph Juárez puso los cambios finales en la fiesta italiana. El sacerdote, pastor de la parroquia de San Patricio en la ciudad de Iowa, la parroquia de San José en West Liberty y la parroquia de San Bernadette en West Branch, aprendió a cocinar comida ita-liana cuando estudiaba en Roma a fines de los años ochenta y principios de los noventa. Sus “chefs asistentes” fueron el director diocesano de vocaciones, el padre Joseph Sia y el padre Guillermo Treviño, que sirve como vicario pa-rroquial en las parroquias donde el padre Juárez es pastor.

Una vez que la cena estuvo lista, los invitados se sentaron en la mesa del comedor del obispo Zinkula, que presentaba una pieza central floral diseñada por Hugo Rodríguez, asistente admi-nistrativo de la Oficina del Ministerio Multicultural. Los invitados disfrutaron de una comida de cuatro platos de ensalada, sopa de tortellini, pollo al limón, papas y espárragos, y pastel de postre.

El obispo, los sacerdotes y los invitados estuvieron hasta las 8 p.m. En respuesta al aprecio de sus invitados por su hospitalidad, el obispo Zinkula dijo: “Fue un placer. Fue agradable tener algo de compañía aquí”.

Todos los invitados recibieron un DVD de la película Cristiada (For Greater Glory) y, además, padre Dorau recibió una imagen de Nuestra Señora de Guadalupe de tamaño natural.

Moreno expresó su agradecimiento al obispo y a todos los que ayudaron a que la cena fuera un éxito. “Gracias al apoyo de todos, podremos ofrecer una conferencia que responda a las inquietudes y deseos de la juventud católica.”

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittermail
Posted on

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

x

Complementary issue (Jan 24) of The Catholic Messenger are being sent to all parishioners in the Davenport Diocese.
If you would like to continue receiving The Catholic Messenger after Jan. 24, you can subscribe by contacting Jill at henderson@davenportdiocese.org - Phone: (563) 323-9959