El trabajo continua

Por Padre Joseph Sia
El Mensajero Católico

Como muchos de ustedes probablemente ya saben, la Oficina de Vocaciones se reestructurará a partir del 1 de julio. El Padre Ross Epping será el Director de Vocaciones y estará a cargo de la promoción vocacional. El padre Jake Greiner será director de seminaristas y yo seré director de los recién ordenados. El padre Thom Hennen y el padre Jeff Belger permanecerán como directores asociados de vocaciones.

Fr. Sia

Ciertamente, continuaré promoviendo las vocaciones desde mi nueva asignación como pastor de la parroquia de San Patricio en Iowa City, la parroquia San José en West Liberty y la parroquia de Santa Bernardita en West Branch. De hecho, cada sacerdote debería estar haciendo esto como parte de su ministerio. Espero poder trabajar con los comités de vocaciones en cada una de las tres parroquias en las que estaré sirviendo y donde podré aplicar las muchas cosas que aprendí de “Cien Taller” que se tuvo en diciembre de 2018. Entre mis ideas: predicar regularmente sobre vocaciones, orar por las vocaciones en las misas, tener vocaciones en las horas santas, incluir temas de vocaciones en las clases de catecismo y preparación matrimonial, y trabajar con varios grupos en las parroquias para promover el discernimiento vocacional.

También continuaré trabajando con las comunidades hispanas, especialmente con las comunidades hispanas en las parroquias que me han sido asignadas, porque esas son semillas para las vocaciones al sacerdocio y a la vida religiosa. Recientemente, el Ministerio de Vocaciones, una organización dedicada a promover las vocaciones, desarrolló un sitio web y otros recursos en español para llegar a los padres y formadores de estos jóvenes. Si bien la mayoría de los niños y jóvenes hispanos han crecido en los Estados Unidos y hablan inglés, sus padres, abuelos y padrinos, que son los principales maestros de la fe, están más familiarizados con el material en español. Es crucial llegar a ellos, para que puedan ayudar a fomentar las vocaciones en las próximas generaciones.

Aunque todavía no estoy despidiéndo-me, ya que seguiré apoyando el trabajo vocacional, quiero agradecerles a todos los que están haciendo su parte en la promoción de las vocaciones, especialmente al sacerdocio. Continúe orando para que más hombres puedan abrir sus corazones al amor de Dios, para que aquellos que son llamados puedan escuchar la voz de Dios y responder con caridad.

Continúe hablando con sus hijos y nietos sobre el sacerdocio y aliéntelos a conocer lo qué pueden hacer al respecto y que consideren que Dios podría estar llamándolos a esta vocación.

Por favor, continúe trabajando activamente en su parroquia para promover las vocaciones de todas las formas posibles. Todos necesitamos trabajar juntos para que podamos ser la voz de Dios en el mundo de hoy. ¡Quién sabe, usted puede ser el instrumento que Dios quiere usar para llegar a alguien que está siendo llamado a ser sacerdote!

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittermail
Posted on

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *