Oración después de la tormenta

Facebooktwittermail

(El diácono Dan Freeman de la parroquia de San Andrés en Blue Grass escribió esta oración, con la inspiración del Espíritu Santo).

Morguefile

Oh Señor, Padre Nuestro Todopoderoso. Creador del cielo y de la tierra; sol, luna y estrellas; viento, agua y vida. Te pedimos, Señor, que nos rescates de esta destrucción que nos ha azotado. Nuestras cosechas están arruinadas, nuestros edificios dañados y nuestras vidas desarraigadas. No sabemos a dónde acudir en busca de ayuda, ya que todo parece perdido y de mucho sufrimiento. Nosotros estamos aquí, esperamos tu ayuda.

Envíanos tu Espíritu Santo, Señor, para recordarnos que todavía estás con nosotros. Sabemos que te paraste a nuestro lado y nos abrazaste mientras fuimos testigos de la terrible devastación de la tormenta Derecho a nuestras vidas mundanas. Ahora, ayúdanos a darnos cuenta, que estás en el diminuto susurro que llena nuestro corazón con esperanza y fuerza para soportar todas las cosas, para que puedas ser glorificado.

Abre nuestros ojos para ver el abrazo amoroso que el vecino comparte con el vecino, para disminuir la desolación. Que nuestros oídos escuchen las gentiles y bondadosas acciones realizadas en tu nombre, Señor. Que nuestras manos ofrezcan ayuda y consuelo mientras nos levantamos unos a otros hacia ti, oh Señor. Deja que nuestros labios te alaben por nuestras vidas y la oportunidad de servir a nuestro prójimo a través de tu gracia. Dejemos que nuestros corazones se desborden en acción de gracias por la generosidad derramada de los hombres y mujeres que han acudido en nuestra ayuda.

Y Señor, ayúdanos a entender que no son los desafíos que enfrentamos los que son importantes. Sino cómo respondemos a esos desafíos. Nos pediste que te siguiéramos Señor. Ayúdanos a seguirte para enfrentar cada desafío que enfrentamos, con fe en tu amor, misericordia y salvación.

Te lo pedimos por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo, en la unidad del Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén


Support The Catholic Messenger’s mission to inform, educate and inspire the faithful of the Diocese of Davenport – and beyond! Subscribe to the print and/or e-edition, or make a one-time donation, today!

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittermail
Posted on