Celebrando la Presentación de Jesús

Por Padre Dennis Martin
El Mensajero Católico

Fr. Martin

Esta próxima semana celebramos la fiesta de la Presentación de Jesús en el tem-plo. Desde que fui pastor en Washington y West Liberty, esta fiesta ha significado mucho más para mí.

Mi experiencia con las personas que piden la bendición el día de la presentación o como lo llaman po-pularmente los padres jóvenes de la comunidad hispana: ‘La Bendición de los Tres Años” para sus hijos, me ha ayudado en mi aprecio por esta fiesta. Cuando un niño tiene tres años, es muy popular en la comunidad hispana que los padres traigan a sus hijos a la iglesia; para recibir una bendición especial. Esta bendición está asociada con la presentación de su hijo al Señor en medio de la asamblea del pueblo de Dios.

Es muy agradable para toda la parroquia ver a las familias jóvenes y sus hijos, que reciben la bendición especial de la iglesia. Hubo un tiempo en que teníamos más bautismos en las misas dominicales. Eso también fue muy bueno, para la parroquia en su conjunto. La bendición sacramental de la presentación de los Tres Años, solo toma unos minutos y podría encajar mejor en una apretada agenda dominical.

Me gusta hacerlo después de la Comunión, antes de los anuncios, uno de los cuales es para felicitar al niño recién presentado y a su familia. Entonces, es bueno que la familia salga con el sacerdote y los servidores al final como un gesto de honor de la asamblea.

Aquí está la oración de consagración a la Santísima Virgen María:
¡Oh! Inmaculada María, Niña preciosísima, que a la edad de tres años, te consagraste a Dios en el templo de Jerusalén. Te presentamos y consagramos a N…, deseando que lo (la) aceptes y lo (la) llenes de virtudes sobre todo de limpieza de Corazón.

Jesús Divino, que estás en el Sagrario y que dijiste un día: “Dejad que los niños se acerquen a mí”, te traemos a N…; para consagrártelo (a) enteramente a Ti. Que el (ella) sepa reflejar la imagen del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, hacienda siempre la divina voluntad. Amén.

epay

Los padres de Jesús, María y José tuvieron la idea, que su hijo era muy especial debido a las pa-labras Simeón y Ana en la presentación de Jesús en el templo. Tal cual, los padres que traen a sus hijos para la bendición de Tres Años, verán a sus hijos como algo muy especial a través de la bienvenida y la atención de la comunidad eucarística. Ellos fueron traídos a Jesús de una manera especial; porque es a la asamblea eucarística, que adoran el Cuerpo de Cristo, a donde se lleva al niño, no a la iglesia de ladrillo y cemento.

Leemos en Mateo 19, 14, y Jesús dijo: “Dejen que los niños vengan a mí, y no se lo impidan; porque el Reino de los cielos es de ellos “.


Support The Catholic Messenger’s mission to inform, educate and inspire the faithful of the Diocese of Davenport – and beyond! Subscribe to the print and/or e-edition, or make a one-time donation, today!

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittermail
Posted on

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *