Ayudar a la Iglesia a responder a las necesidades locales

Facebooktwittermail

Queridos Hermanos y Hermanas en Cristo,

Durante el proceso de escucha sinodal diocesano de Octubre del 2021 a Junio del 2022, muchos participantes manifestaron que la preocupación por los pobres entristecía su corazón. Nuestro discipulado cristiano nos desafía a responder de alguna manera al dolor y sufrimiento que prevalece en nuestro mundo.

El Avivamiento Eucarístico que durará muchos años y que recientemente hemos iniciado, habla directamente de cómo en la Eucaristía, Jesús nos da su Cuerpo y Sangre, para atraernos más profundamente a su fe, esperanza y amor. En el amor, vivir la Eucaristía nos lleva más allá del muro del edificio de la iglesia. Alimentados por la Palabra y los Sacramentos, podemos, entonces, atender la responsabilidad fundamental de la Iglesia con los pobres y marginados como el Papa Francisco nos ha recordado tantas veces: “Nuestro trabajo con [las personas] necesitadas, nuestras caritativas obras de misericordia, nos conduce al Señor, porque es en el hermano y en la hermana necesitados en donde vemos al mismo Señor”.

La colecta por las Obras de Caridad Diocesanas es una forma en que nosotros, como iglesia local, podemos responder a aquellos en necesidad inmediata. En consulta con las parroquias locales, los fondos que se recauden, se distribuirán en las comunidades cuyos miembros luchan por satisfacer simplemente las necesidades básicas de alimentación y vivienda para ellos y sus familias.

Recientemente, los fondos se utilizaron para:

• ayudar a los inquilinos de un edificio de apartamentos en riesgo de desalojo inmediato

• proporcionar abrigos a las personas sin hogar durante la parte más fría del invierno

CMC-podcast-ad

• financiar a un grupo de ministerio juvenil que realice reparaciones de casas móviles para familias que viven y trabajan en la pobreza.

Esta colecta especial para ayudar con las necesidades caritativas en la Diócesis de Davenport se llevará a cabo el fin de semana del 23 al 24 de julio. Oro para que seamos inspirados por el Espíritu Santo para ayudar a aquellos en gran necesidad. Gracias por compartir el amor del Señor al dar generosamente en esta colecta.
Sinceramente en Cristo,

Mons. Thomas R. Zinkula
Obispo de Davenport


Support The Catholic Messenger’s mission to inform, educate and inspire the faithful of the Diocese of Davenport – and beyond! Subscribe to the print and/or e-edition, or make a one-time donation, today!

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittermail
Posted on

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *