El obispo exhorta a los católicos a ‘redoblar’ las precauciones frente al COVID-19

Barb Arland-Fye
Jóvenes y adultos usan máscaras mientras practican ukuleles o guitarra en la parroquia de San Antonio en Davenport el 8 de noviembre.

Por Lindsay Steele
El Mensajero Católico

A medida que el número de casos de COVID-19 y de hospitalizaciones se disparan en nuestro estado de Iowa, el obispo Thomas Zinkula exhorta a todos los católicos de la diócesis de Davenport a “duplicar” todos los protocolos de seguridad actuales.

El 10 y 16 de noviembre, la gober-nadora Kim Reynolds emitió una serie de pautas de distanciamiento social y uso de máscaras para reuniones públicas y privadas, eventos deportivos, restaurantes, bares y establecimientos de servicios personales. La declaración de la gobernadora prohíbe las reuniones sociales en interiores de más de 15 personas y las reuniones al aire libre de más de 30 personas. Eso incluye recepciones de bodas y funerales, reuniones familiares, festivales, convenciones, eventos para recaudar fondos y otras reuniones no esenciales. Esto también se aplica a nuestras parroquias y escuelas católicas.

La Diócesis de Davenport tiene su propio conjunto de protocolos que deben seguir las entidades diocesanas. Las iglesias reabrieron para la celebración pública de la misa en junio y las escuelas reanudaron el aprendizaje presencial este otoño. Los protocolos para las personas que asisten a misa incluyen el uso de máscaras, una distancia de seis pies entre familias, la omisión del canto, la limitación de la duración de los servicios religiosos a aproximadamente 30 minutos y la limpieza del lugar.

Religious Supply

“En este momento, las regulaciones y protocolos que ya tenemos, son más estrictos de lo que ha implementado la gobernadora. Sin embargo, como sabemos, esta sigue siendo una grave crisis de salud pública”, dijo el obispo Zinkula. “Cualquier reunión o evento que se pueda realizar virtualmente debería hacerse así. Se deja a discreción de los pastores locales con respecto a la interrupción de la misa presencial cuando determinen que el número de casos es lo suficientemente alto a nivel local para justificar esto”.  Se exhortó también a los sacerdotes que recuerden a las personas con mayor riesgo de infección, que tomen precauciones por su seguridad, que pueden incluir la no participación en la Misa. “La dispensa para asistir a la Misa todavía está vigente”.

En respuesta al aumento de casos, las parroquias han recurrido a las redes sociales para recordar a los fieles cómo pueden participar en la misa, ya sea en persona o en casa. Muchas parroquias ofrecen misas en directo. Algunas parroquias ofrecen oportunidades de realizar misa al aire libre, para que los fieles escuchen desde sus autos y reciban la comunión.

El obispo Zinkula exhorta a los fieles a usar la discreción en su vida diaria en un esfuerzo por frenar la propagación del COVID-19. “Minimice el período de tiempo que interactúa con personas fuera de su hogar” y use máscaras. “Usar una máscara es un pequeño sacrificio para crear una comunidad pro-vida, que se ama y se preocupa por el bien común”.


Support The Catholic Messenger’s mission to inform, educate and inspire the faithful of the Diocese of Davenport – and beyond! Subscribe to the print and/or e-edition, or make a one-time donation, today!

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittermail
Posted on

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *