Apoye a nuestros religiosos jubilados

Queridos Hermanos y Hermanas en Cristo,

En su carta a los Gálatas, San Pablo nos pide permanecer firmes en la ayuda a los demás: “Así, pues, hagamos el bien sin desanimarnos, que a su debido tiempo cosecharemos si somos constantes.” (Gálatas 6, 9). Durante estos tiempos sin precedentes, muchos están sufriendo y necesitan nuestra ayuda, incluyendo nuestros religiosos ancianos. Ahora que nos acercamos a la Colecta Nacional para los Fondos de los Religiosos Jubilados el 12 y 13 diciembre, les animo a su apoyo constante.

Bishop Zinkula

Durante sus días de ministerio y servicio activo, nuestros religiosos trabajaron incansablemente para construir y dotar de personal a las escuelas y hospitales católicos, promover la justicia social y acoger a los más necesitados entre nosotros. Al jubilarse, muchos continuaron en el ministerio voluntario y todos se mantienen en oración por las necesidades de nuestra Iglesia y del mundo. Inspirados por el amor, su servicio, pasado y presente, está marcado por la alegría y un profundo deseo de hacer la voluntad de Dios.

Hoy en día, cientos de comunidades religiosas no cuentan con los suficientes ahorros para la jubilación de los religiosos y luchan por mantener a un número creciente de miembros cada vez más ancianos. Covid-19 solo ha aumentado el desafío de brindar una atención adecuada.

CMC-podcast-ad

Su donación a la Colecta Nacional para los Fondos de los Religiosos Jubilados proporciona ayuda económica para medicamentos, atención de enfermería y más. También ayuda a las congregaciones religiosas a planificar sus futuras necesidades para los religiosos jubilados, incluso mientras continúan sirviendo al Pueblo de Dios. Si no puede donar durante la misa, envíe por correo postal su ofrenda a su parroquia y asegúrese que su aporte indique que es para los Fondos de los Religiosos Jubilados.

En estos días difíciles, es posible que sienta que su generosidad se ha agotado. Solo pido dos cosas. Primero, únase a mí para orar para que Dios proteja a todos nuestros religiosos jubilados. En segundo lugar, apoye la Colecta Nacional para los Fondos de los Religiosos Jubilados en la medida de sus posibilidades y sepa que los religiosos y religiosas de todo el país, mantienen a usted y a sus seres queridos en una oración de gratitud.

Sinceramente en Cristo,

Rev. Thomas Zinkula

Obispo de Davenport


Support The Catholic Messenger’s mission to inform, educate and inspire the faithful of the Diocese of Davenport – and beyond! Subscribe to the print and/or e-edition, or make a one-time donation, today!

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittermail
Posted on

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *